Tendido frenado

Tendido frenado

Cuando se procede con la instalación de líneas eléctricas o con la sustitución de los conductores, el primer objetivo es la prevención del daño durante las operaciones de tendido frenado.
La tecnología del tendido frenado permite instalar el conductor con una tensión mecánica controlada, evitando que toque el terreno o las infraestructuras a lo largo de la línea y minimizando el impacto durante el recorrido de la línea.
Las operaciones en líneas vivas de reconductoring (posibles solamente para líneas con más de dos circuitos, uno de los cuales se interrumpe), cada vez son más frecuentes y de vital importancia. Las operaciones en líneas vivas son el modo más eficaz para:
- sustituir viejos conductores,
- aumentar la capacidad de una línea existente, sustituyendo los conductores ordinarios con los de nueva generación, como los de tipo HTLS (High temperature low sag - Alta temperatura baja flecha)
La posibilidad de realizar una instalación frenada simultánea de todos los conductores de una fase es una meta importante para la eficacia de la instalación. El tendido múltiple se puede realizar con un máximo de ocho conductores, utilizando una máquina para la instalación de conductores múltiples o varias máquinas modulares sincronizadas.
La alta precisión y fiabilidad del sistema de control de la tensión, independiente para cada conductor, mejoran la calidad de la instalación.